Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 15 El Gobierno de Dios, Libro 1

9. Y Caín vio que la serpiente que acababa de comerse era él mismo –– en lo que se refería a su componente maligno... y vio que él mismo era quien a través de su ira había hecho que la serpiente se formara entre las hierbas, y que las palabras de la serpiente procedían de él mismo... palabras que habían salido todavía del fundamento más íntimo de su ente primario, de los tiempos de antes de toda creación del mundo visible de toda materia.

10. Luego aún vio que al comerse la serpiente la había reintegrado a su propio ser, es decir, que una vez más había confirmado su propia maldad y la falsedad que de ella resultaba... y vio lo profundamente que por esto había caído en la muerte.

11. Sacudido por un gran arrepentimiento, se echó al suelo y gritó llorando: «¡Gran Dios, sumamente poderoso, fuerte y santo!, ¡sólo ahora reconozco mi culpa infinita y mi debilidad ante Ti –– ante tu Justicia pero también ante tu Amor ilimitado!

Capítulo 15 Vista móvil Aviso legal