Help

jakob-lorber.cc

Capítulo 1 Carta a Laodicea

32. ¿Pero por qué primero tuve que enceguecer? ¡Porque todo mi ser estaba enterrado en la materia del servicio al Templo y para que con la ceguera mi ser pudiera ser retirado de aquella materia!

33. Y si el Señor me ha llamado sin ceremonia, incluso durante mi ceguera, ¿por qué, entonces, iba yo a hacer una ceremonia de la última cena?

34. ¿O acaso no es así como me enseña el Espíritu de Dios todo el tiempo? — El que tiene la luz de los ojos puede mirar las ceremonias del mundo y se entretiene en ellas;

35. ¡pero para el ciego, ha desaparecido todo el mundo con sus ceremonias y el viejo servicio del templo y todas las vestiduras adornadas!

Capítulo 1 Vista móvil Aviso legal